Perlas cultivadas y perlas naturales. Calidad y formación.

Las Perlas son una de las gemas más valiosas en el mundo debido no solo a su belleza y características particulares, sino también a la dificultad que implica tener acceso a ellas por su complicado proceso de formación. Es justamente debido a este largo proceso de formación, y a la alta demanda del producto, que la industria decidió encontrar una nueva forma de acceder a las Perlas, desarrollando así el proceso de las Perlas cultivadas.
Anillo de oro con perla
Aunque a primera vista las Perlas cultivadas no representan una diferencia frente a las Perlas naturales, las Perlas cultivadas se forman al depositar intencionalmente en el molusco el agente que detona el proceso de formación de las mismas, mientras que las naturales inician ese proceso de manera casi azarosa.
Ahora, es importante tener en cuenta que el proceso de formación de cada Perla no disminuye realmente el estatus de calidad de la gema, sin embargo te compartimos un par de consejos para verificar la autenticidad de tu Perla:
1. El color de las Perlas suele variar y va más allá del clásico blanco. Si vas a adquirir alguna de otro color, consulta con un experto joyero de Guvier para saber todos los detalles.
2. El segundo paso consiste en rosar suavemente la gema en cuestión, si la textura es arenosa y la gema despide un polvo, la joya es auténtica; pero si percibes una sensación lisa y suave es mejor tomar precauciones.
Collar de perlas
Para conocer más acerca de estas exclusivas gemas visita cualquiera de nuestras Boutiques Guvier y recibe asesoría gratuita de parte de nuestros colaboradores para elegir la Perla perfecta para ti.