El origen de la fiesta de San Valentín.

¿Sabes por qué se celebra el 14 de febrero como el Día de San Valentín? Cada año celebramos el amor y la amistad en este día tan especial y aunque el origen no está completamente claro, varios historiadores lo colocan en las lupercales de la antigua Roma. A diferencia de lo que festejamos en la actualidad, los orígenes de este festejo muestran diferencias fundamentales que, sin duda, nos invitan a preguntarnos sobre el nacimiento de algunos otros festejos mundiales.  

Las lupercales eran una serie de festejos que comenzaban el 13 de febrero y terminaban el 15 del mismo mes; en ellas se celebraba la fertilidad de las mujeres y la naturaleza. Aunque historiadores antiguos tienen versiones distintas sobre el comienzo de los lupercales, Ovidio deja escrito que todo comenzó en tiempos de Rómulo, fundador de la ciudad. Al iniciar su imperio Roma sufrió un largo episodio de esterilidad entre las mujeres, mismo que remediaron con un peregrinaje al bosque sagrado en Juno, en donde la Diosa les indicó que debían “ser penetradas por el sagrado macho cabrío”.

Después de esta revelación los oráculos interpretaron la profecía sacrificando una cabra y usando la piel de la misma para golpear a las mujeres que habían peregrinado. El mito cuenta que nueve meses después del evento, las mujeres dieron a luz. Este mito romano dio origen a las controversiales lupercales, en donde sacerdotes romanos sacrificaban una cabra y usaban su piel para golpear a las mujeres y propiciar así su fertilidad. Muchos años después del inicio de las lupercales, los sacerdotes cristianos se mostraron sumamente preocupados por dicho evento, por lo que la Iglesia reemplazó las lupercales con el Día de San Valentín, un santo que fue asesinado un 14 de febrero.

San Valentín fue conocido por casar clandestinamente a las parejas enamoradas en una época romana en la que los matrimonios entre gente joven se habían prohibido por el emperador Claudio II. Debido a su desobediencia hacia el imperio, fue encarcelado y antes de su ejecución, según la leyenda cristiana, devolvió la vista a Julia, la hija de su carcelero.

Esta es la historia del origen del Día de San Valentín, ¿qué te pareció? ¡Totalmente diferente a lo que celebramos hoy, cierto? ¡Cuéntanos lo que pensaste en nuestras redes sociales!