Joyas para primera comunión, el regalo perfecto.

La primera comunión es una de las celebraciones que más relevancia tiene en las familias, se trata de la conmemoración de un paso más cercano a la iglesia y a todos sus creyentes, por eso elegir las joyas que permitirán recordar esa fecha tan especial es una tarea que no debe ser tomada a la ligera.

Las joyas para primera comunión cuentan con distintas variantes, ya sea un conjunto de joyas muy sencillo y elegante, pero sin ninguna referencia religiosa, hasta una cruz o una medalla, que se mantendrán a la vista del niño como un símbolo de cuidado todo el tiempo que porte la joya. Si tienes problemas para elegir entre uno y otro, aquí te dejamos las ventajas que representa cada una, para que, al visitar cualquiera de nuestras Boutiques Guvier, puedas elegir la que te parezca más apropiada.


1. Aretes sencillos
Los aretes suelen ser una excelente opción para regalar a una niña el día de su primera comunión, puedes elegir un modelo de perlas muy sencillo pegado a la oreja o solo una pequeña figura de oro como broquel.

2. Una pulsera grabada
Las pulseras o esclavas son un clásico y excelente regalo para los niños en la primera comunión. Estas pueden ser de oro o de plata y algunas veces suelen estar grabadas con el nombre del niño o niña que está conmemorando esta celebración.

3. Dijes religiosos
Esta es la opción más clásica cuando se trata de primera comunión. Elegir uno de oro amarillo es de las mejores opciones, ya que implicará un poco menos de cuidado que una pieza de oro blanco u oro rosado.

Existen muchas más opciones para los regalos de joya de primera comunión ¿Tú cuáles has regalado?